Sin sexo, pero con mentiras y cintas de vídeo. Valoración del comunicado de los Mossos

Sin sexo, pero con mentiras y cintas de vídeo. Valoración del comunicado de los Mossos d’Esquadra tras el levantamiento del secreto de sumario del caso Pandora.

El pasado 30 de enero se levantó finalmente el secreto de sumario relativo a la Operación Pandora, la cual se inició el pasado 16 de diciembre y finalizó con 14 registros y 11 personas detenidas, 7 de ellas en prisión hasta dicho día.

Después de pagar los 21.000 euros de fianzas, los y las compañeras presas están en libertad a la espera del juicio. En este contexto el cuerpo de Mossos d’Esquadra emitió un comunicado en el cual se afirmaba que se había desarticulado “una organització terrorista de caire anarquista violent”.

Después de la lectura de dicho comunicado, se constata que la inventiva de dicho cuerpo policial no tiene parangón alguno: las mentiras, las medias verdades e incluso un vídeo de supuestas acciones vinculadas a los detenidos se hicieron públicos. Ciertamente, dicho comunicado merece un análisis detallado, quizá para otro día analizaremos también el papel de los principales medios de comunicación, quienes han utilizado las fuentes policiales como las únicas válidas, de manera acrítica y ayudando así a la criminalización de las ideas anarquistas. Pero hoy toca analizar el rol de los Mossos.

bwfuateyb2n0dwjyztiwmdg_212668_6885_1

Según ellos, las personas detenidas formaban parte de las GAC (Grupos Anarquistas Coordinados) y al mismo tiempo afirman que habían asumido “el principis i objectius de la FAI-FRI”, organización tipificada como terrorista por la resolución del Consejo de la UE del 15 de junio de 2009. Tras leer semajantes palabras, es fácil entender lo que se pretende en este burdo montaje. Las GAC, como organización, no son nada más que una coordinadora de grupos anarquistas. Si bien no está legalizada o dada de alta en ningún registro de asociaciones, lo cierto es que tampoco constituye delito alguno organizarse en base a grupos de afinidad, y siendo de tipo anarquista, es normal comprender que tampoco estén “fichados” por el estado. Es decir, de igual modo que algunas organizaciones históricas libertarias, como podrían ser las Juventudes Libertarias, esta organización no ha decidido legalizarse, sencillamente porque no lo habrán considerado necesario. Como mucho, se podría afirmar que son alegales, pero bajo ningún precepto la lógica induciría a su ilegalización, más aún cuando entre sus escritos y actos públicos destacan las reflexiones de tipo teórico. Si defienden el sabotaje, como indican los Mossos, y esto es motivo de persecución, de igual modo deberían de hacer con todo el anarquismo, puesto que desde los mismos orígenes de dicha ideología, el sabotaje contra objetos se ha entendido como una herramienta más de lucha, una estrategia que, por otro lado, no sólo es obra del anarquismo, lo es también del mismo movimiento obrero, quien lleva más de 100 años asumiéndola como propia, de igual modo que se asume el boicot, la huelga u otras formas de lucha.

Lo más interesante y vergonzoso del comunicado de los Mossos es que, sin prueba alguna, dicen que las GAC son la marca hispana de la FAI, es decir, la llamada Federación Anarquista Informal. Dichas siglas, por contra, se basan en un principio de imitación, es decir, son unas siglas que cualquier grupo, individualidad o colectivo puede utilizar en la reivindicación de acciones de todo tipo. En Italia, España, Grecia, Chile o México se han utilizado dichas siglas en diferentes acciones, esto es cierto, sin embargo, en ningún momento las GAC han realizado comunicado alguno afirmando que formasen parte de la FAI. De hecho, esas siglas pueden ser utilizadas por cualquiera, ya que no existe “organización” como tal, sólo una marca. Para que nos hagamos una idea sencilla, las siglas FAI-FRI no asumen mayor organización que la derivada, por ejemplo, del uso de un “hashtag” en Twitter por multitud de usuarios y usuarias.

No existe vinculación entre las GAC como tal y la FAI-FRI, y esto los Mossos lo saben, pero sin esa vinculación resultaría imposible iniciar un proceso que ha tenido y tiene el objetivo de atemorizar al anarquismo y fomentar su división, tal y como se ha conseguido, en cierta manera en estados como el italiano. En este caso su objetivo ha sido fallido y ha provocado, precisamente, el efecto contrario.

El comunicado, fiel reflejo de aquello que Foucault afirmaría que es crear “discurso”, sigue con un tono que en ningún momento se molesta en reconocer la presunción de inocencia de las personas detenidas, frases como la del mismo título del comunicado son muestra de ello, tono que, de manera clara, se repite a lo largo de tan infame escrito. Son “criminals”, “terroristes” y punto, porque su palabra es autoridad y va a misa. Después de casos como el del 4F o el del policia local de Sabadell, viral en Youtube, quien afirmaba que delante de un juez se podía inventar lo que quisiese, es fácil comprender la veracidad que tiene la palabra de un policíaa: la misma que la de un timador.

El texto es un ejemplo de la incompetencia y provincialismo del cuerpo catalán de policia, puesto que para ellos, que entre los detenidos hubiesen personas de diferentes pasaportes (8 españoles, uno italiano, uno uruguayo y otra compañera italo-austríaca), “evidencia la transnacionalitat dels integrants de l’organització criminal GAC, adscrita als postulats de FAI-FRI”. Nuevamente una frase que afirma cosas sin prueba alguna y que en cierta manera criminaliza el no haber nacido bajo dominio español. No sabemos en qué país viven los integrantes de los Mossos, quizá en alguna película de la América profunda de rednecks y gente adscrita al Ku Kux Klan, pero en ciudades como Sabadell, de apenas 200.000 habitantes, situada cerca de una Universidad tan potente como la Autónoma de Barcelona, resulta habitual encontrar a multitud de personas residentes de otros paises. Y en ciudades como Barcelona, sólo con darse una vuelta por muchos de sus barrios, se constata que residen multitud de no nacidos en España. De hecho, el crecimiento de población de los últimos años dificilmente se entendería sin la aportación de los migrantes. Finalmente, en un ejercicio de desconocimiento de las ideas anarquistas, son incapaces de entender que dichas ideas se han forjado a menudo por la circulación de militantes alrededor del mundo. Sí, a los anarquistas les gusta viajar, conocer otras realidades e integrarse allá donde se sientan cómodas y cómodos. Es algo que va ligado al internacionalismo y al espíritu apátrida de dichas ideas. Si eso es un crimen, apaga y vámonos.

La brigada que se dedica a investigar al anarquismo en Cataluña, por otro lado, es analfabeta funcional en conocer lo que representa el anarquismo, puesto que se atreven a “etiquetar” a las GAC como adscrita “als postulats de l’anarquisme més violent de caire insurreccionalista o anarconihilista”. No señores agentes, no, no, no tienen puñetera idea de lo que es el anarquismo. Lo que ustedes llaman anarquismo insurreccionalista se relaciona con las corrientes más antiorganicistas surgidas en Italia durante los años de plomo de la década de los ’70, y pese a que gran parte de las obras publicadas de personas vinculadas con esa etiqueta, siendo las más conocidas las de Alfredo Maria Bonanno o Constantino Cavalleri, se les pudiese adscribir al insurreccionalismo anárquico, lo cierto es que se asemejan mucho a las corrientes anarcocomunistas históricas más informalistas, las cuales ya surgieron en el siglo XIX y que perduran hasta nuestros días. Lo de insurreccionalismo es consubstancial al mismo anarquismo, y detrás de conceptos como la Huelga General Revolucionaria, pilares, por ejemplo del sindicalismo revolucionario o anarcosindicalismo, se esconde mucho de insurreccionalismo. No, no tiene ni pajotera idea sobre el anarquimso. De igual modo, al afirmar que existe algo llamado anarconihilismo y, encima, como sinónimo de insurreccionalismo, sólo provocan vergüenza ajena. Los historiadores que van a impartiros clases cuando hacéis vuestra formación para ser perros falderos del Capital, deberían de ampliar un poco su foco de análisis y no centrarse en la historia de Catalunya, del catalanismo y el nacionalismo catalán, porque con frases como estas provocáis las risas entre todo el gremio de historiadores, sociólogos, politólogos o de cualquier persona con un mínimo de cultura. No señores Mossos, el nihilismo como tal se ligó al movimiento socialista ruso de los eseristas en el siglo XIX e inicios del XX. Y sí, los nihilistas mataron al zar en 1881 y atentaron contra Lenin por ser traidor de la causa revolucionaria, pero como movimiento, más allá de alguna individualidad, hoy en día es inexistente y siempre ha sido diferente a cualquier corriente anarquista. Qué entre los detenidos o detenidas alguien se diga nihilista, por daros un mínimo de credibilidad, no es motivo suficiente para que caigan en semejante disparate.

También afirman en su comunicado que se han encontrado multitud de pruebas en contra de los detenidos gracias a los registros. Conociendo vuestros antecedentes y el de otros cuerpos (véase el caso de Alfon en Madrid), de vuestras supuestas pruebas no nos creemos nada. Si tuviesen una sola prueba concluyente, no dudamos en afirmar que la hubiesen filtrado a los medios, como esos supuestos vídeos-pachanga de encapuchados y explosivos.

Finalmente, si ustedes afirman, en relación a ser los autores de varios atentados, entre ellos los de la Pilarica en Zaragoza o el de la Almudena en Madrid, por qué aún permanecen en prisión preventiva los compañeros Francisco y Mónica, puesto que están en la cárcel, supuestamente, por ser autores de alguno de los atentados que ustedes vinculan a las GAC. ¿Qué pretenden? Afirmar que también esos dos compañeros son parte de las GAC o de la FAI… Realmente penoso. De igual modo que las insinuaciones sobre que desde que se formaron las GAC los atentados contra cajeros automáticos se han multiplicado. Señores policias, desde que se formaron als GAC, también la crisis ha ido en aumento, de igual modo que los deshaucios en donde ustedes hacen el trabajo sucio del terrorismo bancario, desalojando a familias de sus casas, de igual modo, en estos años hemos tenido que rescatar al sector bancario y por ello se justifican los recortes en sanidad, educación o la falta de inversión en multitud de aspectos vitales para crear un mínimo de justicia social en esta sociedad. Señores Mossos, son tan sospechosos de quemar o atacar entidades bancarias las GAC que las plataformas de afectados por la hipoteca o cualquier persona molesta con tener que pagar las deudas contraídas por bancas privadas o, igualmente, por instituciones como las Cajas que han servido para enriquecer a parásitos del mundo de la política, quienes han copado multitud de cargo bien remunerados (Narcís Serra en Caixa Catalunya, las tarjertas Black en CajaMadrid, etc). Hay tantos sospechosos de querer quemar cajeros como personas enojadas en Catalunya o España. Hagan los legisladores una prueba, si atentar contra un cajero no fuese delito, les podemos asegurar que mañana el 100% de entidades bancarias aparecerían apedreadas, ultrajadas, mancilladas, calcinadas y destruidas. Si terrorismo es infundir temor a la sociedad para que sea forzada a realizar lo que no quiere, los detenidos no lo son, y sí lo son la banca, la clase política o cuerpos como el vuestro.

No tienen ni idea, señores Mossos, y por sus hechos ya les conocemos. Soys la vergüenza de este país.

CNT Sabadell

Secretaria de Prensa y Difusión

https://cntsabadell.wordpress.com/2015/02/01/sin-sexo-pero-con-mentiras-y-cintas-de-video-valoracion-del-comunicado-de-los-mossos-desquadra-tras-el-levantamiento-del-secreto-de-sumario-del-caso-pandora/

 

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: